• Yofren Guerrero

¿LA CAPACITACIÓN EN TU EMPRESA NO DA RESULTADOS? ¿QUÉ SUCEDE?

Muchas son las razones por las que una capacitación no da los resultados esperados, lo mas común es que notes que en tus colaboradores pareciera que la información nunca fue suministrada y que muy pocos son los que han obtenido un aprendizaje de todo ello, esto es un punto crítico de los procesos de capacitación, sumamente preocupante para las empresas que invierten sus recursos en capacitar a sus colaboradores.


Desde Kennedy International Education (KIE) miramos con mucha preocupación estos detalles, particularmente nos sentimos altamente comprometidos con el aprendizaje de las personas que se suman a los planes y programas que desarrollamos de forma específica como de aquellos prediseñados, pues una gestión honesta de un proveedor de capacitación siempre debe velar porque el aprendizaje sea efectivo, a continuación te indicaremos una serie de detalles que te ayudarán a identificar si el proceso de formación cuenta con los necesario para que las personas aprendan y coloquen en práctica efectivamente los conocimientos que le son suministrados.


Dentro de esta idea, vamos a partir con el principio activo del aprendizaje que es la memoria, los procesos de memorización en las personas suelen ser variados, el primero dato importante respecto a esto que se debe tener claro es que normalmente olvidamos el 90% de la información que recibimos, esto quiere decir que la información que se retiene en mayor cantidad obedece a situaciones atenuantes en la vida de las personas, esto quiere decir que el interés y efecto que puede producir se enfoca en algo que favorece o perjudica al ser humano, allí radica el aprendizaje y una memorización a corto, mediano y largo plazo según sea la situación, psicológicamente serian términos como “Peligro” y “Necesidades Fisiológicas”.


Por otra parte, en los procesos de aprendizaje se tiene entendido que se debe cautivar al aprendiz con la primera impresión, de esta forma su foco de atención será mayor para captar la información, se debe saber que los adultos pueden tener un foco de atención directa que gira en torno a los 45 minutos continuos, esto sobre la base de personas que tienen una lectoescritura fluida que les permite acceder a la información con mayor facilidad, aunado a espacios libres de situaciones o elementos que obstruyen el proceso de aprendizaje y por ende de la memoria, esto incluye situaciones tanto externas como internas que pueden desbalancear las emociones de las personas y condicionarlos durante el proceso de capacitación, aspectos como estos y muchos otros más se pueden hacer presentes, entonces ¿Qué debo hacer? ¿Cómo atender la situación para darle solución?


Para empezar, sabemos que hay memoria a corto, mediano y largo plazo, y que para cada una de ellas existen diversas formas de tratar los recordatorios para fortalecerlas, detallando que las actividades a desarrollar pueden ser bien complejas de desarrollar y se debe prestar atención a varios aspectos al mismo tiempo para poder llevarlas a cabo; tomando en cuenta el 90% de información a la que se hace caso omiso; con respecto a lo anterior, se puede decir que la cantidad de información que se necesita retener para realizar una tarea ha disminuido notablemente.


De igual forma, se debe evitar saturar o atiborrar de información a los colaboradores; recordemos que no son estudiantes de tiempo completo; así mismo, seleccionar los temas indispensables para aprender en el proceso de capacitación, es decir, identificar plenamente lo que en realidad las personas necesitan conocer para que la atención, memorización y puesta en práctica sean efectivas, permitiendo que las temáticas a través de los distintas estrategias lleven al aprendiz a explorar el aprendizaje de los contenidos a través de los distintos canales sensoriales o receptores de información que son auditivo, visual y kinestésico.


Seguidamente, se debe emplear estrategias que permitan retroalimentar constantemente los contenidos en los canales sensoriales a través de carteleras informativas, mapas conceptuales, trípticos, apoyo en tablets, smartphone, pc, LMS´s, conversatorios, actividades grupales, pruebas escritas, entre otros, todo con el único fin de repasar contenidos para autoevaluar y co-evaluar el rendimiento de la información en la puesta en práctica, de esta forma, se debe llevar a cabo; según sea el caso; repeticiones en diferentes intervalos de tiempo para potenciar los 3 espacios de memoria (corto, mediano y largo plazo), esto funciona de la siguiente manera: si se llevan a cabo repeticiones cortas durante varios momentos en una jornada se fortalece la memoria a corto plazo, a medida que se alargan los tiempos de las repeticiones se van trabajando los estadios de memoria a mediano y largo plazo, un dato importante es que se deben planificar los recordatorios en espacios secuenciados de tiempo como si fuese una receta médica, recuerda que una hábito se forma en un espacio de 3 meses y para ello la práctica debe ser continua y en este caso supervisada, apoyada y respaldada.

0 vistas

help@kennedy-education.com

5 Cedar St, #847, Hopkinton MA 01748

Síguenos como @kennedylearn

 USA

+1 678 561 6115  

México

+52 55 8421 3686 

Colombia

+57 305 231 1365    

©2020 Kennedy Executive Education LLC

  • White Facebook Icon
  • Twitter Icono blanco
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Spotify
  • Blanco Icono de iTunes